fbpx

Cómo regresar a la “nueva normalidad” en el turismo de romace

La nueva normalidad: cómo han bautizado este punto de inflexión, estas nuevas condiciones: extrañas, rígidas pero necesarias, en estos parámetros ¿cómo vamos a regresar?

Mucho se ha especulado de esto, pero es tiempo de echar un poco de luz y con la información que tenemos recrear los escenarios más probables para el sector de eventos y turismo de romance.

Para mi, el mapa para “regresar” se basa en 4 parámetros que debemos transitar, cada uno de ellos trae retos, tareas, acciones y nuevas formas de hacer lo que antes hacíamos.

Lo he llamada el “Mapa Virtuoso” para el regreso a la nueva normalidad y te lo comparto a continuación

Nueva normalidad en los eventos sociales

1.- Creación de protocolos:

Sea cuando sea que nos dejen regresar, a las oficinas y eventualmente a nuestros eventos, viajes y experiencias será bajo normas nuevas, la salud va a ser prioridad sobre todo lo demás.  Los protocolos de seguridad e higiene aunque son del dominio de la autoridad, tendrá que ser personalizado a cada negocio, a cada especialidad, a cada industria y requiere de un gran trabajo en equipo, porque no es hacer protocolos y repetir lo que han hecho otros, no, es hacer lineamientos propios que se ajusten a las metas de la Organización Mundial de la Salud y la Secretaria de Salud Pública pero que al mismo tiempo sea lo más compatible con nuestro trabajo, con la naturaleza de nuestras actividades:  esto no es sólo de “arrastrar el lápiz” también es poner a prueba cada una de estas “soluciones” y ver si se ajustar o si son adaptables a nuestras necesidades.

 

2.- Capacitación:

Una vez que se realicen los protocolos, todos los colaboradores, proveedores, ayudantes y visitantes deben ser capacitados sobre estas nuevas normas, no por un requerimiento en papel, sino como una nueva forma de ser y de actuar: desde nuestras oficinas pasando por eventos y viajes.  Esto es de suma importancia porque el objetivo es no convertirnos EN FOCO DE INFECCIÓN, si lo somos podemos multiplicar los problemas y atraer de nuevo las fases de cuarentena por la amenaza a la vida no sólo de los clientes y sus invitados, sino de nuestros colaboradores y proveedores.  La capacitación será creciente y continua, esperamos que los protocolos se vayan modificando mientras conozcamos más de la enfermedad, pero esto puede tomar meses o años, así que hay que acostumbrarnos a estar informados y capacitados, con información clara y certera, de fuentes fidedignas.

 

3.- Transformación digital:

Esta pandemia no sólo nos ha cambiado, sino que requiere que nos actualicemos y activemos nuestro negocio en otro espacio, el virtual, pero no se trata sólo de una página web o presencia en redes sociales, tiene que tratarse de todo un sistema muy bien pensado que no sólo provea información a los clientes, sino que pueda promocionar, vender y atender a los clientes 24/7 con la menor interacción posible.  Si esto nos pasa de nuevo, tenemos que asegurarnos que nuestro negocio seguirá “abierto” en el campo virtual: informando, vendiendo y atendiendo a los clientes, ya no podemos confiar solo en esta realidad, tenemos que estar donde están nuestros clientes y esto es urgente. Te invito a leer un poco más de este tema aqui

4.- Rediseñar nuestra oferta:

Aún no sabemos el impacto que todo esto ha causado en nuestro cliente ideal, aún no ponemos a prueba los protocolos higiénicos, aún no podemos dimensionar la “nueva normalidad” pero te aseguro que sera eso: algo NUEVO y diferente, pero no hay que temer, sólo tener la mente abierta, aceptar el cambio, después de todo no lo podemos controlar, pero si conocemos nuestro negocio, sus ventajas, sus beneficios sabemos lo que podemos hacer por las personas, bien, es tiempo de redefinir nuestra oferta: observar a nuestro cliente ideal post pandemia, revisar los nuevos requerimientos, pueden mis servicios satisfacerlo mejor, puede pasar por una reingenieria y crear mucho más valor para esta nueva generación de clientes.

 

Hay mucho que ver aún, pero como lo comento en el artículo del Futuro del negocio de las bodas y turismo de romance   se requiere crear, invertir en creatividad y ver cuáles serían nuestros escenarios de futuros y verlos AHORA, esperarnos a “ver que pasa” es la peor decisión que podemos tomar en estos momentos.

Se trata de seguir adelante: en una nueva normalidad, con nuevas ventajas, con nuevos servicios reinventados a favor de nuestros clientes.

Es tiempo de actuar!

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: