fbpx

3 tips para empoderar el turismo de romance y bodas destino

Las bodas destino y el turismo de romance han encontrado a sus mejores aliados: los millennials

 

Para estas nuevas generaciones de novias y novios no hay nada más excitante que viajar y así lo están demostrando las cifras de la industria turística, esto supone una oportunidad aún mayor para el turismo de romance y las bodas destino en general, pero quizás los profesionales en bodas y romance nos estamos quedando cortos en “enamorar” a estas parejas de nuestros destinos.

Por supuesto que una boda destino es un SUEÑO, pero también requiere de mucho sacrificio, dinero y tiempo de los novios, por supuesto tres factores que los millennials odian tener que poner sobre la mesa, entonces ¿cómo podemos hacérselas fácil?

  1. Los beneficios tienen que superar los sacrificios:   en nuestra industria el 80% de las decisiones que toman los novios y novias son emocionales, si sabemos qué les gusta, qué disfrutan y cómo, podremos elaborar una estrategia completa en los destinos y ofrecerles el máximo de valor para que no solo hagan sus bodas en nuestros destinos, sino que vuelvan felices.
  2. Mira a tu destino con ojos nuevos y frescos:  en la mayoría de los talleres y consultorías que hago con profesionales de los destinos receptores, uno de los obstáculos persistentes es que, de tanto verlo y vivirlo se cansan de sus destinos, ya nada les sorprende… y al contrario quienes estamos fuera de su destino, estamos sedientos de maravillarnos y absorber el color, la emoción, los sabores y las historias nuevas y frescas -aunque tengan cientos de año- Todos tenemos que re enamorarnos de nuestros destinos para poder trabajar en una verdadera oferta de valor.
  3. Reinventar la experiencia de las bodas: ciertamente lo bonito no basta, necesitamos reinventar la experiencia de las bodas, necesitamos inyectarles emoción, autenticidad… Las personas solo se molestarán a viajar lejos de su hogar si pueden encontrar allí tres variables: aventura/diversión, descanso/reconexión y/o sofisticación.  En mis talleres trabajamos con al menos estas tres alternativas y los preparamos para generar sus propias ideas y experiencias.

Optar por el turismo de romance y las bodas destino, es esforzarse, trabajar de forma enfocada y sobre todo: trabajar en equipo,  no es fácil pero la recompensa es grande para todos.  Se requiere seguir un plan y ejecutarlo individual y a la vez en conjunto con los demás profesionales y empresarios del destino.

En México tenemos ejemplos excepcionales, ya sea en destinos de playa o coloniales, trabajar con un modelo replicable es justo lo que necesitamos para crear más experiencias de bodas y turismo de romance diferenciadas que se conviertan en las favoritas de los novios y novias de la próxima década.

¿Están listos para llevar sus destinos al siguiente nivel? Yo si y por supuesto que quiero apoyarles.

 

 

 

Dagyi Rivera

Foodie, holística, experta bodas,turismo de romance y customer xperience para humanos Z+millennials en el segmento de hospitalidad.

Latest posts by Dagyi Rivera (see all)

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *