el storytelling de un destino de bodas

Fotografía: Marcos Valdes

Todo destino de bodas debe hablar claramente del amor, la esperanza de una vida mejor, de una vida feliz en plural y particularmente San Miguel de Allende ha hecho esta tarea y muy bien.

Ya como destinos no basta ser hermoso, tiene que tener un significado más profundo y más humano, sobre todo para aquellos que quieran perseguir una vocación romántica.

Esto no es trabajo del gobierno, ni de unos pocos, sino de la industria de bodas… unidos y con el mismo objetivo en común podemos generar contenido de calidad que evoque los sentimientos más profundos de las parejas, dar al destino un significado más allá de lo racional, permitirse ser amorosos y románticos, porque en definitiva eso es lo que buscan las parejas: un destino auténtico, lleno de amor para compartir con sus familiares y amigos.

 

Si tu destino no enamora, tendrás problemas en sostener tus productos románticos… Es un trabajo en común que tenemos que hacer todos para todos, porque la meta es traer las bodas destinos que quieren realizar.

¿Estás listo para cambiar y trabajar en lo que se requiere para tu destino?

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *